Todo me pasa a mi. No es verdad!

db27fe85f6d39cbc111e5f8d66435dafCuando llego de mal humor al trabajo porque hay mucho tráfico, o me enfado porque mi hijo no ha arreglado la habitación, o porque mi chico me prometió que intentaría llegar pronto para ir juntos a comprar y no llega.

Cuando pasan estas pequeñas cosas y otras mucho más importantes como tener un cáncer o un accidente de tráfico.

En todas estas situaciones… las cosas que nos ocurren, la mayoría de ellas, no las podemos evitar, pero LA ACTITUD que tenemos ante ellas, eso si depende total y únicamente de nosotros.

Si nosotros decidimos coger el papel de víctima, todo me pasa a mi, es que soy una desgraciada, etc, etc, es TU decisión, TU decides que cualquier cosa sea algo negativo, TU decides pensar y actuar como si el mundo fuera en tu contra, y solo de TI depende que esto sea diferente.

Cuando tuve el cáncer de mama, en medio del tratamiento de la quimio, me luxé el codo, antes de la intervención, y tuve que hacer fisio cada día 2h para poder llegar bien a la operación.

Entremedio mi hijo pequeño, Àlex de 8 años de edad, cogió una enfermedad muy rara llamada Púrpura, que le hizo estar en casa sin poder moverse del sofá un mes, le costó mucho no poder jugar a futbol durante un par de meses, le apasiona. Para ir al baño lo llevábamos con la silla de ruedas de la habitación de su hermano, ya que no podía hacer absolutamente ninguna actividad física, ni siquiera caminar.

Cuando íbamos a las revisiones ( durante 6 meses), hacíamos que coincidieran primero íbamos a la suya y luego a la mía, y al salir decía, venga mami esta ha salido bien, vamos a por la tuya!.

Pues sabéis! Fue una de las mejores etapas de mi vida, si quizá os parece extraño, pero en ese momento, el cáncer hizo que se parara mi mundo, me bajé de él y lo miré con perspectiva, y vi todo lo que tenía y apreciaba y disfrutaba de cada minuto…,

Conocí a gente fabulosa en rehabilitación y mi enfermedad y la de mi hijo nos permitieron pasar mucho tiempo junto y disfrutar el uno del otro, esto no habría sido posible si nos hubiera ocurrido en momentos diferentes, fue una suerte que nos pasara a la vez.

El mundo es acción-reacción y la varita mágica la tenemos nosotros, pero accionar el mecanismo que la pone en funcionamiento, cuesta un “pelin”, porque aprender a mirarnos hacia dentro no es fácil, y querer actuar diferente de como lo hemos hecho hasta ahora para aprender y avanzar aún es más complicado, pero no olvidéis que SOLO depende de nosotros!

4 comentarios
  1. Leonardo Romero
    Leonardo Romero says:

    Excelente Merche. Definitivamente casi todo, por no decir todo lo que nos ocurre, depende en gran medida de nuestro mundo interior, que es el que condiciona el exterior y no al revés como usualmente pensamos. Tenemos la tendencia, que cuando nos vemos despeinados en el espejo, querer peinar el espejo porque pensamos que nuestro cabello desordenado depende del espejo. Esto nos enseña, como mala y buena noticia, que nuestra realidad la creamos NOSOTROS.

    Responder
  2. Omar López Margelí
    Omar López Margelí says:

    A falta de muy pocos días para finalizar nuestro segundo curso de imagen por el diagnóstico, abrumados por la cercanía de tantos exámenes juntos, cansados de toda la semana y con la cabeza puesta en nuestro deseado fin de semana, estamos a punto de entrar en nuestra última clase del viernes.
    Se escucha en los pasillos: ¿Ahora qué toca? A lo que otros responden: Mamografía. Pero hoy no tenemos clase, hoy tenemos una conferencia. Bufff, seguro que me duermo, ¡será un tostón!, pienso.
    Nuestro docente de la materia, el doctor Leonardo Romero, tiene un As guardado en su manga: acabaremos la semana con un coloquio de Merche García.
    Sin más demora la charla empieza y no sabemos exactamente de qué va a tratar, delante nuestro se nos presenta Merche con un puesta en escena a primera vista normal y con un público desganado y apático. La charla, las diapositivas y los minutos van pasando, Merche se va ganando poco a poco nuestra atención y nos vamos dando cuenta de la gran comunicadora que tenemos delante y de su gran capacidad para hacernos reflexionar sobre ciertos temas.
    La conferencia va in crescendo a un ritmo frenético, la magia de Merche envuelve toda la aula, por un momento miro a mi alrededor y mis compañeras están sumergidos en sus palabras. La conferencia llega a un punto álgido donde la historia de Merche se convierte en nuestra historia. Las caras de los presentes mezclan multitud de emociones juntas y alguna que otra lágrima. Merche a conseguido cautivarnos por completo y, si eso no es poco, su mensaje lleno de energía positiva, nos enseña que sin empatía con el paciente nuestro futuro como profesionales no tendrá ningún valor.
    La conferencia de Merche finaliza, los aplausos de los asistentes son notorios, y las emociones están a flor de piel. La sensación de haber presenciado una conferencia con tanta energía positiva será difícil de olvidar, y el flechazo que me llevo a mi casa respecto a Merche, me ha hecho escribir estas líneas de felicitación para animarte a que sigas haciendo lo que más te gusta y de la forma que lo haces.
    ¡Un beso enorme!

    Responder
    • Merche
      Merche says:

      Ostras Omar!. Ponerse delante del ordenador el domingo por la noche y leer un escrito como este, te hace sentir……mmmmmm ( déjame pensar), no se puede explicar!
      Para mi fue un verdadero placer y SI es cierto yo también percibí como poco a poco ya no escuchabais sino que sentíais!!
      Mil gracias por tus palabras!!!
      Un besazo y una sonrisa 🙂 !

      Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *