El ego un arma de doble filo

images (9)Empezaremos por una de las definiciones de Ego: “Valoración excesiva de uno mismo”

El ego tiene una potente personalidad, son diferentes vocecitas que están en nuestra cabeza, que van apareciendo de vez en cuando y usurpan nuestra mente, es muy importante conocerlas para aprender a pararlas cuando haga falta. Para hacerlo más comprensible os pondré un ejemplo y si os parece, al acabar de leer el post, que cada uno busque su ejemplo y así ir aprendiendo a encontrar su ego auténtico, el que sale de su interior.

Vamos a por mí ejemplo: estoy preparando, junto con otras personas, una fiesta de cumpleaños para una de mis mejores amigas y veo que los esfuerzos que hemos estado haciendo son casi nulos ya que otros miembros del grupo opinan diferente y no están de acuerdo con las ideas llevadas a cabo hasta el momento. Decido pasarle el testigo a esas personas y ellas aceptan el reto. Estas personas además de querer a la protagonista de esta historia tanto como yo son familia suya. Hasta aquí todo correcto.

Bien, pues si he tomado la opción de dejar de ser la líder del evento y traspasar el testigo, ¿por qué ahora he decido ponerle pegas a todo lo que ellos exponen?, ¿por qué estoy actuando exactamente como a mí me molestó que ellos actuaran?

Que sepáis que me costó al menos un par de días y una puesta en escena en una clase de Coach silenciar a mi ego “malo” y dejar que se expresara mi ego “bueno” y me dijera: ¿cómo es posible que no veas la buena voluntad de los demás? ellos quieren exactamente lo mismo que tú, quieren prepararle el mejor de los cumpleaños a Encarna, haz el favor de dejar de mirar con el “ya no soy la protagonista que le monta el cumple a mi amiga” y mira con el “ellos son su familia con lo cual sabrán cosas que tu desconoces y no importa que tengáis ideas diferentes, ellos, al igual que tú, quieren que ella sea la persona más Feliz del mundo ese día”.

El ego genera ese tipo de pensamientos negativos; de nosotros depende transformarlos en positivo.

El que esté libre de culpa que tire la primera piedra…, quien de nosotros no ha interrumpido una conversación poniendo un ejemplo personal, o quien no se ha molestado cuando su propuesta no ha sido aceptada, o cuando ha invertido mucho tiempo y esfuerzo en hacer una comida especial y nadie te la reconoce.

Ahora es el momento de que cada uno busquéis un ejemplo de vuestro día a día y reconozcáis vuestros “brotes de ego” esos que todos tenemos y que nos cuesta tanto cambiar.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *