Como persona, necesito un pequeña sesión de mi Merche cada mes y medio para poder sentir la misma empatia con mis pacientes todos los días, ya sean buenos o malos. Ya que cuando te escucho recuerdo todo lo que me dices, pero la cosa empieza a disiparse con el tiempo y es cuando necesito una “Merche-sesión”.

Eva DoncelTécnico Especialista en Radiología Mamaria

Si hablo de mi experiencia contigo, y Miriam decir que era impensable para mi recibir una atención humana. Cuando te diriges a un lugar como el vuestro no dejas de ser un nombre/numero para entrar en una máquina. Lo que sentí fue que no estaba sola, que podía explicar con toda tranquilidad y, lo mejor, confianza, que pasaba por mi cabeza después de haber recibido la noticia de mi enfermedad. Pero no fue solo el expresar mis sentimientos sino sentir como dos personas, que no conocía de nada, se entregaban a mi de forma totalmente altruista sin pedir nada a cambio y parando felizmente su día (entiendo que tenéis vuestras obligaciones en trabajo) Alguien que no te conoce, te da afecto, escucha e intenta calmar tu ansiedad. En los tiempos que vivimos es como una lotería. Un beso de todo corazón.

Marta EstruchMarketing