Escuchar una charla de Merche te hace parar por un momento y pensar en lo que es realmente importante día a día y reconocer lo equivocados que estamos al darle importancia a cosas totalmente banales.
Recapacitar y valorar aquello que realmente tiene importancia.
Te hace aflorar esa parte sentimental y sensible, que como en mi caso me es difícil mostrarla ante los demás.
Con sus palabras consigue tocarte tu corazoncito.
Cuando la oyes hablar en sus charlas, sientes unas ganas inconmensurables de poder parar la charla y subir a darle un fuerte abrazo y besazo achuchao, como dice siempre ella. Ese impulso que te sale del corazón y que lleva una carga sentimental incalculable.
Oírla hace que tu mente vea las cosas de otra manera más positiva y acabas saliendo con un subidón de energía y positivismo, que hace que todo merezca la pena.
Transmite cariño, dulzura y ternura, al decirte las cosas.
Sus palabras se convierten en una carga de motivación.
Te muestra cómo si queremos algo somos nosotros quien debe creer en ese fin, somos nosotros quienes nos creamos nuestras propias barreras y ella te enseña a cómo superarlas.
Su puesta en escena hace que no sólo sus palabras lleguen a tu mente, si no que sus movimientos y expresiones sobre el escenario te ayudan a entender todo lo que expresa.

Dany FontesCT Technology